Delantales personalizados. Una buena opción para regalo.

Los delantales personalizados han resurgido en el siglo XXI como una prensa casi de pasarela.

Existe una gran variedad de delantales personalizados, pero debemos fijarnos en 3 aspectos básicos que van a definir su calidad y su proceso de personalización.

Según nos indica la revista QOOQER    el término delantal proviene del latín “de in ante”, del que deriva el adverbio “delante”. Erróneamente muchas fuentes relacionan el origen de la palabra delantal con el francés “naperon” que significa pequeño mantel o servilleta, término del que si proviene la palabra “apron” en inglés.

Los delantales han sido utilizados tanto por hombres como por mujeres de forma mayoritaria según la época a la que nos refiramos. Por ejemplo, los egipcios utilizaban los delantales como elemento ornamental en muchos de sus ritos. En la edad media fueron los hombres los que lo utilizaban para su trabajo y lo identificaban según su oficio. Posteriormente las protagonistas del uso del delantal fueron las mujeres, sobre todo, para las tareas domésticas.

Hoy en día, hay diversidad de modelos y utilidades, pero en su mayoría lo siguen utilizando hombres y mujeres sobre todo para la cocina.

Hay que detenerse en tres características básicas para saber qué delantal personalizado comprar:

1 ,La calidad de la materia prima. En su mayoría realizados de algodón y poliéster. Pero hay que ver muy bien la proporción de cada uno de ellos. Ya que un delantal 100% algodón va a deteriorarse de forma más rápida que uno que lleve mezcla, sobre todo en el color. Sin embargo tiene una capacidad excelente de secado. Uno totalmente de poliéster no secará igual y tampoco mantendrá la decoración por mucho tiempo. Por ello aconsejamos una mezcla entre algodón y poliéster, que permite los beneficios de los dos materiales

2. Sistema de ajuste. Es importante que los delantales personalizados incorporen una hebilla para ajustarse a la medida necesaria. Esto facilita su uso y es mucho más cómodo, ya que de lo contrario acabamos haciendo un nudo en la parte superior de la cinta del cuello.

3. El método de personalización. Se puede utilizar varios de ellos; serigrafía (consiste en aplicar tintas de colores y es utilizado para grandes producciones ya que es muy barato); transferencia o sublimación (se suele utilizar en delantales blancos, ya que consiste en imprimir un diseño a un papel transfer y mediante calor, transferirlo a la tela); vinilo ( este es el que utilizamos nosotros debido a su limpieza en el diseño , se puede lavar y es muy duradero. El problema es que se hace a mano y lleva tiempo, algo que el cliente tiene que entender ya que el pelado del vinilo se realiza de forma manual, uno por uno).

¿Cual es tu opinión sobre los delantales personalizados? ¿Crees que es una buena opción de regalo?