Los beneficios de cocinar con niños

La cocina se ha convertido en una actividad muy divertida para los niños. No sólo por la presencia que tiene en los medios televisivos, sino por la cantidad de actividades extraescolares que han surgido a partir de esta tendencia.

En España, casi de la mitad de sus niños tienen obesidad infantil. Por ello, es muy importante que los niños se involucren en “la cocina” desde una edad muy temprana.

Durante la etapa infantil , los niños adquieren habilidades para diferenciar texturas, sabores, variedad de alimentos…por lo que es muy importante educar a los niños en la variedad de opciones que tienen en su nutrición. No consiste en centrarse en los dos o tres productos que “seguro” le gustan a mi hijo/a.

La malnutrición o nutrición incorrecta durante la primera infancia tiene efectos devastadores  que afectarán a su desarrollo conductual e intelectual; bajo rendimiento escolar y actividad física.

Cocinar con niños, no sólo implica el hecho en sí, sino que consiste también en ir a la compra y elegir los ingredientes; hablar sobre las propiedades que tiene cada uno; hacerse responsables de ciertas tareas de la casa; entender la importancia de una dieta equilibrada y sobre todo que valoren que la comida no hay que desperdiciarla o rechazarla.

A nivel de desarrollo creativo, es muy importante dejar a los niños que adquieran una actitud activa en la elaboración de las recetas. Evidentemente según edad y conocimiento. Hemos de pensar que la cocina no se rige por una sucesión de tareas repetitivas, sino que hay que potenciar la creatividad a través de la investigación; de la prueba- error; de poder ampliar los conocimientos y recursos.