Bolsos playeros personalizados

Con la llegada del calor y las salidas a los lugares de ocio, sobre todo para los niños, buscamos algo cómodo, que no pese demasiado y se pueda lavar bien.

La mayoría de los bolsos playeros están realizados de poliéster,  una fibra resistente que no se arruga y fue desarrollada en 1941.   Es la fibra sintética más utilizada, y muy a menudo se encuentra mezclada con otras fibras para reducir las arrugas, suavizar el tacto y conseguir que el tejido se seque más rápidamente.

Aunque el poliéster es un derivado plástico, que proviene del petroleo, como la mayoría de estos derivados, si que permite su reciclaje, ya que mediante el reciclado mecánico, puede convertirse, de nuevo en granza para elaborar nuevos productos.

Por lo que no debemos tener miedo a usar este material tan manejable.